Hidrógeno verde como vector energético: Contribución a la sostenibilidad y la descarbonización
noviembre 3, 2020

¿Qué es y cómo se obtiene el hidrógeno verde?

Hablar de hidrógeno verde es hablar de futuro. Este combustible será uno de los responsables de sustituir a todos los combustibles fósiles actuales.

El hidrógeno (H2) es el elemento químico más abundante del universo y en nuestro planeta consumimos más de 70 millones de toneladas al año. Pero sobre todo es uno de los principales combustibles aliados con la descarbonización, el mayor objetivo fijado a nivel mundial para el 2050.

El hidrógeno verde es el que se obtiene mediante electrólisis, un método que consiste en utilizar corriente eléctrica para separar en moléculas el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua. Si dicha electricidad proviene de una fuente renovable, el resultado es que podemos producir energía sin emitir CO2 a la atmósfera.

Con este sistema para obtener hidrógeno verde se podrían ahorrar anualmente 830 millones de toneladas de CO2 que se produce cuando este gas se origina gracias a los combustibles fósiles. A medida que la generación de energía renovable sea más barata también lo será la del hidrógeno verde, la cual ahora mismo tiene un elevado coste de producción.

Tres características fundamentales definen al hidrógeno verde:

  • Es 100% sostenible y no emite gases contaminantes durante la combustión ni la producción.
  • Su capacidad para almacenar excedente y poder garantizar el suministro energético en diferentes momentos al de su producción.
  • La posibilidad de transformación en varias formas de energía como el calor, el gas sintético o la electricidad, favoreciendo su aplicación a los sectores de la movilidad, domésticos, comerciales e industriales.
  • Su uso en industria intensiva donde se trabaja con altas temperaturas que no tienen apenas opciones para descarbonizarse.
  • Es transportable ya que puede mezclarse con el gas natural hasta en un 20% y viaja
    por los mismos canales e infraestructuras del gas.

Es innegable que cuanto más avanza la sociedad tecnológica más vatios necesitamos para funcionar. Se prevé que en veinte años se produzca un aumento de la demanda energética de entre un 25% y un 30% a nivel global según la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Teniendo en cuenta que actualmente somos una economía dependiente del carbón y el petróleo, esto supondría un aumento de las emisiones de dióxido de carbono y un fracaso frente a la lucha contra el cambio climático y la Agenda 2030.

Afortunadamente, el parque de generación eléctrica español es cada vez más renovable y la carrera en la investigación de nuevas tecnologías es imparable.

De hecho, el hidrógeno verde supone una oportunidad tecnológica para España por su posición privilegiada en la generación de energía renovable eléctrica y la red de infraestructuras gasísticas disponibles para transportar y almacenar gases renovables.

Siguiendo esta línea de actuación, Iberdrola plantea una nueva megaplanta de hidrógeno verde con Fertiberia con una inversión de 1.000 millones en un horizonte temporal marcado entre el periodo 2023 y 2027. La compañía ya desarrolla en Puertollano (Ciudad Real) la que es hasta ahora la mayor planta de hidrógeno verde para uso industrial en Europa, cuya inversión ascenderá a 150 millones de euros y que suministrará a la factoría de fertilizantes de Fertiberia en el municipio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies